Photography Tips for Beginners

Consejos de Fotografía para Principiantes

La fotografía digital ha simplificado la toma de fotografías y ha hecho que el proceso sea más cómodo. La gente cada vez toma más fotografías y las comparte en línea con amigos y familiares en cifras récord. Es fácil echar la culpa a la cámara si las imágenes no son tan bonitas como las de otras personas que ve en línea, pero siguiendo unas pautas puede mejorar la calidad de sus fotografías—sin tener que pagar mucho dinero por una cámara nueva. Tenga presente estos 10 sencillos consejos la próxima vez que vaya a fotografiar el mundo que le rodea. Y si tiene algunos consejos que le hayan ayudado a hacer mejores fotos, por favor, compártalos en la sección de comentarios.

1. Conseguir una composición básica. El núcleo de una fotografía es su composición—la posición de los diferentes elementos en un marco. La regla de oro que hay que aprender y recordar es la Regla de los Tercios. Básicamente, usted tendrá que dividir el marco en nueve cuadrados de aproximadamente el mismo tamaño. Trate de alinear el objeto de su fotografía en estas líneas e intersecciones e imagine la imagen principal dividida en estas nueve casillas. Esto le proporciona una fotografía más dramática y visualmente interesante que aquella en la que el objeto está situado en el centro. Muchas cámaras nuevas tienen una cuadrícula de regla de los tercios superpuesta que usted puede activar al tomar fotografías.

2. Ajustar la compensación de la exposición. Siempre y cuando no esté tomando fotografías en modo totalmente manual, su cámara digital tomará las decisiones que determinarán la exposición de una fotografía—en inglés, cómo es de clara u oscura la fotografía. En términos generales, una cámara analiza una escena y trata de determinar la exposición apropiada en función de la iluminación correcta de una tarjeta gris al 18 por ciento, por lo que hay modos de escena especiales para la nieve—sin ellos, la cámara trataría de convertir en gris el color blanco de la nieve.

Si una fotografía es demasiado clara u oscura, usted puede oscilar entre las decenas de modos de escena que están disponibles en las cámaras modernas de apuntar y disparar, o simplemente seleccione un poco de compensación de exposición. Muchas cámaras tienen un botón físico para esto, identificado por un símbolo +/-. Si su fotografía es demasiado oscura, mueva la escala por encima de cero, si es demasiado clara, muévala un poco hacia abajo.

3. Seleccionar el modo correcto. Es probable que su cámara tenga muchos modos de disparo, que oscilan entre el funcionamiento completamente automático y modos de escena muy específicos. Si toma fotografías de acción rápida, puede ajustar la cámara al modo Prioridad del Obturador ("S") y aumentar la velocidad a la que se toma la fotografía—ajustarla a 1/125 segundos o más ayudará a congelar la acción. En iluminaciones más bajas puede utilizar el modo Prioridad de Apertura ("A") para asegurarse de que entre la mayor cantidad de luz posible en la lente, o si está fotografiando paisajes en un trípode, puede cerrar el iris de la lente para aumentar la profundidad del terreno, manteniendo todo en un enfoque nítido desde el primer plano hasta el horizonte. Si usted toma fotografías con una cámara D-SLR, es más probable que utilice los modos A o S, mientras que las cámaras de apuntar y disparar a menudo cuentan con modos más específicos que se adaptan a actividades como deportes, un uso con poca luz o fotografías de paisajes.

4. Observar el balance de blancos. Su cámara tratará de ajustar el balance de blancos automáticamente en función del tipo de luz con la que está fotografiando. Diferentes iluminaciones producen diferentes tipos de color—la luz solar es muy azul, la iluminación de tungsteno es amarilla y la fluorescente es ligeramente verde. En muchos casos, la cámara detectará automáticamente el tipo de luz en el que se encuentra y ajustará el color de las fotografías para que parezcan naturales. Si está fotografiando con una iluminación mixta, o si la cámara está teniendo dificultades para determinarlo, puede ajustar el balance de blancos manualmente. En la mayoría de las cámaras de apuntar y disparar, tendrá que ver el menú de disparo para ajustarlo, pero muchas cámaras D-SLR tienen un botón para el balance de blancos, a menudo denominado "WB." Puede corregir el color en iPhoto o en Picasa más tarde, pero obtendrá fotos más bonitas si consigue un balance de blancos correcto en un primer momento.

5. Tener en cuenta la iluminación. Preste atención a la cantidad de luz de la que dispone y de dónde viene cuando tome fotografías. Si está fotografiando al aire libre, evite tomar fotos de una persona cuando el sol esté de espaldas a ella. Si está haciendo una foto delante de un monumento o un lugar emblemático y no tiene la flexibilidad para ajustar su posición, puede utilizar el flash de la cámara para rellenar las sombras. Puede que tenga que activar el flash manualmente, ya que hay muchas posibilidades de que la cámara considere que no es necesario en un día luminoso.

6. Utilizar el flash con prudencia. Muchas fotos se han echado a perder por disparar el flash demasiado cerca de un objeto. Si sus amigos y familiares se parecen a Casper, el fantasma bueno, cuando los fotografía, lo más probable es que esté demasiado cerca al tomar las fotos. Si tiene que activar el flash, retroceda un poco y acerque el zoom para obtener el encuadre apropiado. Si los objetos siguen siendo demasiado brillantes—o demasiado oscuros—verifique si la compensación del flash es una opción. Muchas cámaras le permiten ajustar la potencia del flash, lo que puede ayudar a añadir un mayor equilibrio a sus fotografías realizadas con flash.

7. Añadir un difusor de flash. Si reducir la potencia del flash no es una opción, también puede añadir un difusor para ayudar a dispersar la luz. Los flashes más pequeños no pueden dispersar la luz a lo largo de una gran superficie, aportando a los objetos un aspecto atónito. Los usuarios de cámaras compactas pueden pegar un poco de papel de cera en el flash para suavizar su salida. Los usuarios de cámaras D-SLR se benefician más al utilizar un rollo de película vacío de 35mm—la variedad de color lechoso utilizada por Kodak—con un pequeño corte para que se ajuste perfectamente al flash. Photojojo tiene un tutorial que le guiará a través de los pasos. Si no dispone de rollos de película, pregunte en su tienda local o en un centro comercial minilab—deben tener docenas en un cajón y le darán uno encantados. Si crear su propio difusor no es de su agrado, considere el Gary Fong Puffer, un accesorio de 22 $ que tendrá un aspecto algo más profesional cuando esté montado en su cámara.

8. Utilizar un trípode o monopod. A veces, la mejor manera de conseguir una fotografía perfecta es tomarse un tiempo adicional. Utilizar un trípode le permitirá configurar el encuadre y puede resultar muy útil—junto con el temporizador automático de la cámara—para conseguir la fotografía de usted y los niños frente al Monte Rushmore. Puede conseguir fácilmente un trípode barato si es usuario de una cámara de apuntar y disparar, aunque gastar un poco más en una marca como Manfrotto o Gitzo le evitará muchas menos frustraciones que las marcas a precio de ganga que encontrará en las tiendas de todo a cien. Los usuarios de cámaras D-SLR sin duda deberían tener cuidado al seleccionar un trípode, ya que es de suma importancia un conjunto de patas y un cabezal que sean lo suficientemente resistentes como para sostener la cámara.

Si usted es más bien un fotógrafo que dispara sin preparación previa, un monopod—que es como su nombre indica un trípode sin dos de sus patas—le ayudará a estabilizar sus disparos. Genial para utilizar en los parques zoológicos y en los eventos deportivos, un monopod se complementa con sus dos piernas para aportar estabilidad a su cámara—sin la a veces complicada instalación y despliegue de un trípode.

9. Ser selectivo. Es fácil tomar cientos de fotografías al hacerlas de manera digital. Pero no tire su tarjeta de memoria y cargue todas las imágenes en Facebook. Debería pasar más tiempo viendo sus fotos para poder eliminar las fotografías redundantes y desechar las fotos que puedan estar desenfocadas o mal hechas. Es mejor publicar una docena de buenas fotos que publicarlas escondidas entre cientos de otras no tan buenas.

10. No olvidar el postproceso. Considere utilizar un programa como Picasa o iPhoto para organizar sus fotos. Ambas le permitirán recortar, corregir el color, ajustar la exposición, eliminar el efecto de ojos rojos y realizar otras tareas básicas de edición. Realizar algunas tareas básicas de edición en una fotografía puede ayudar a mejorar drásticamente su calidad. Recortar un poco puede ayudar a la composición y también puede rotar una fotografía de tal manera que las líneas del horizonte sean rectas. Conseguir unas fotos perfectas en la cámara es el objetivo principal, pero no hay nada de malo en un pequeño retoque.

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0
¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud

0 Comentarios

El artículo está cerrado para comentarios.
  © 2016 JK Imaging Ltd. Kodak Licensed Product